Boda en la Sierra de Guadarrama

Una vez más nos fuimos a la Finca Prados Moros, en la Sierra de Guadarrama de Madrid, pero esta para celebrar la boda de Sonia y Rifaat, unos novios tan llenos de amor el uno por el otro, que apenas les vimos soltarse las manos en todo el día.


Rifaat se preparó en su piso, acompañado de su madre, su hermana y su cuñado. No faltaban detalles: desde mensajitos cariñosos en la nevera hasta fotos antiguas, pasando por cartas y trofeos. La casa rebosaba de alegría y nervios, buenos nervios. Sonia se vistió y se preparó en el Exe Victoria Palace, un hotel de San Lorenzo De El Escorial, junto a sus padres y MG Beauty encargada de dejar Sonia todavía más guapa de lo que ya es.


Llegando a la Finca Prados Moros, y no podía ser de otra forma, llovía. Pero a nosotros no nos importó, ni tampoco a los novios. Rifaat llegó antes para recibir a sus numerosos invitados, y Sonia entró por la puerta con un poco de retraso -bueno, una novia no se retrasa nunca, son los demás que llegan antes-, vestida con un precioso y sencillo vestido de Valenzuela Atelier con una inscripción personalizada en la cola. En la ceremonia, todo fue emoción: de los novios, de las familias, de los invitados, todos dejaron escapar alguna lagrimilla.


Mientras los invitados disfrutaban del cóctel refugiados en la carpa, Sonia y Rifaat tuvieron que recibir algunas gotas de lluvia, aunque valió la pena. El cielo gris oscuro dio tanto juego que pudimos encender bengalas en el desembarcadero que tiene a disposición la Finca Prados Moros y así sacar unas fotos con una fuente de luz divertida -y no sin esfuerzo-.

La entrada de los novios al cóctel no fue sin sorpresa, cada uno sujetando una bomba de humo de color, creando una atmósfera casi mágica a su alrededor. Otra sorpresa fue la que le dio Rifaat a su ahora mujer: la actuación de un amigo cantante animó el cóctel y llevó a Sonia a las lágrimas.


La cena tuvo lugar en una sala grande y luminosa de la finca, y una vez, con más de una sorpresa: la entrada de los novios lanzando al aire flores a sus invitados, ramos para las madres, regalos para invitados, proyecciones de fotos y sobre todo un Live Edit creado por el equipo de vídeo de Tu vida en un vídeo.


Y para terminar ese día tan lleno de emociones, no podían faltar un par de sorpresas más. La primera fue por parte de los novios, tras un baile lento bien ensayado, se pusieron caretas de mono y unicornio para animar a sus invitados a que se uniesen a la fiesta; y la segunda, un flashmob por parte de los propios invitados, que dejaron a Sonia y Rifaat emocionados y sorprendidos.


Si te interesa ver otra boda lluviosa, en la Finca Prados Moros, puedes pinchar en el siguiente enlace.

Segunda fotógrafa para Trendcontrend


#wedding #blog #sierradeguadarrama #boda #bodaenmadrid #weddinginspain #fincapradosmoros

Sígueme en

  • INSTAGRAM

© Lauriane Vega 2020

Destination wedding photographer in Madrid | laurianeh.vega@gmail.com

  • INSTAGRAM
  • FACEBOOK
  • VIMEO
  • LINKEDIN